Gracias a todos los que visitan mi blog de música día a día de distintas partes del mundo, con mas de 572.400 visitas y más de 7480 entradas con novedades a nivel nacional e internacional de los cantantes, Festivales, Presentaciones de discos, Shows, y todo el quehacer de la discografía en el mundo.

FESTIVAL DE VIÑA DEL MAR

FESTIVAL DE VIÑA DEL MAR
CHILE

jueves, 13 de octubre de 2016

Madonna dará un recital con entradas que cuestan una fortuna y que destinará a fines solidarios

Quien haya ido a verla alguna vez sabe que las entradas para un concierto de Madonna no suelen ser baratas. Pero la reina del pop no tenía el honor de haber puesto a la venta las entradas más caras de la historia, que se vendieron por 83.000 libras esterlinas (algo más de 100.000 euros) para uno de los recitales en Londres de la última gira de Led Zeppelin en 2007. Hasta hoy. Madonna ofrecerá un espectáculo único solo para 400 personas el próximo 2 de diciembre en Miami. Hay dos vías para conseguir ser uno de los exclusivos asistentes. La primera es hacer una donación a través de la ONG Omaze, y desde 8 euros se entra en un sorteo que incluye la entrada, el vuelo a Miami y una noche de hotel. La otra es comprar un ticket. Para ello hay que desembolsar un mínimo de 4.500 euros, que es lo que cuestan los más baratos. Pero si lo que se quiere es disponer de una mesa en un sitio privilegiado para ver el show y sobre todo, un cóctel VIP de bienvenida para conocer personalmente a Madonna y hacerse una foto con ella, hay que pagar mucho más: 140.000 dólares, unos 127.000 euros. Las entradas ya están a la venta pero no se sabe si alguien ya ha soltado esa cantidad por ver a la diva de 58 años. En esta ocasión Madonna, a sabiendas de que pueden volver a adjudicarle el apodo de ‘chica materialista’, justifica estos precios en que ella no se llevará ni un céntimo y todo irá destinado a fines benéficos, en concreto a distintos proyectos de desarrollo en Malaui.
Sería la primera vez que Madonna se prestase a lo que se conoce como meet and greet (conocer y saludar), una oferta que sí ofrecen muchos otros artistas cuando salen a la carretera, especialmente ídolos pop. Suelen ser los paquetes de entradas más caros y pocos artistas se resisten a ello. La última gira de la Ciccone, The Rebel Heart Tour, recaudó 150 millones de euros, y las dos anteriores 280 y 390 millones, todo ello sin hacerse una foto con un solo fan. Ahora Madonna se mostrará más accesible y cercana que nunca para recaudar fondos para su fundación Raising Malawi, que construye escuelas y hospitales pediátricos en ese país africano. Los precios de estos encuentros con foto son de lo más variado dependiendo del artista. Rihanna y Taylor Swift los han ofrecido gratis en sus últimas giras. Ellas seleccionaban a los fans más originales, que eran invitados a pasar detrás del escenario al finalizar el concierto y conocerlas. Ariana Grande y Selena Gomez cobraban alrededor de quinientos euros. Hacerse una foto con los legendarios Kiss en su última gira valía mil. El recuerdo más preciado para una fan de Justin Bieber se valoró en 1.800 euros en su reciente Purpose Tour, y Demi Lovato y Nick Jonas han ofrecido esta experiencia juntos por algo más de 9.000. Una cantidad anecdótica comparada con los 127.000 que pide Madonna. Una cifra por la que diez personas pueden entrar y sentarse en una mesa con una ubicación excelente, pero que solo da derecho a cuatro de esos diez a pasar al cóctel privado y hacerse la foto con ella. El mismo paquete pero para solo una persona cuesta 95.000.
Otro de los aspectos que hacen de este concierto de Madonna algo insólito por sus tarifas es que los fans que decidan pagar tales cantidades por su entrada lo harán sin saber lo que van a encontrarse. Del recital del próximo 2 de diciembre solo se sabe que tendrá lugar dentro del Miami Art Basel, la feria de subastas de arte de la ciudad estadounidense, y que la cantante lo ha anunciado como “una noche íntima de arte, música, travesuras y actuación en vivo con Madonna”. Rara vez la reina del pop ha ofrecido conciertos íntimos y siempre ha apostado por los macro espectáculos en estadios en sus diez giras mundiales. Cuando los ha dado le han generado algún problema. En 2012 durante el tramo europeo de su gira MDNA Tour, decidió casi por sorpresa dar un último concierto en París en una sala pequeña. Las entradas fueron especialmente caras y los fans durmieron toda la noche en la calle esperando un recital exclusivo. Finalmente fue un extracto casi idéntico del show que había ofrecido en el Estadio de Francia las noches anteriores pero esta vez de solo 40 minutos de duración. Parte del público la abucheó.
La imagen que acompaña el anuncio del concierto de Miami es la misma de Tears of a Clown, el concierto exclusivo que regaló a sus fans australianos a principios de este año a través de un sorteo, y que sí tuvo una gran acogida ya que interpretó muchos temas que jamás había cantado en directo. Todavía no se sabe si el de Miami será el mismo espectáculo o la cantante prepara algo nuevo para que a los 400 asistentes les haya valido la pena pagar entre 4.500 y 127.000 euros. Algunos fans han mostrado su indignación por los precios, y se lo han hecho saber a través de las redes sociales. Madonna contestó a una de ellos esto en Instagram: “Los hospitales y la atención sanitaria cuestan dinero, y este dinero no es para mi sino para que muchos niños tengan una vida con salud. Todo lo que voy a hacer en el Art Basel es para salvar la vida a niños. Te animo a que seas caritativa y compartas lo tuyo con los demás en la medida que puedas.Te hará una persona más feliz y dejarás de escribir estos comentarios con falta de información en mi cuenta de Instagram”.