Gracias a todos los que visitan mi blog de música día a día de distintas partes del mundo, con mas de 572.400 visitas y más de 7480 entradas con novedades a nivel nacional e internacional de los cantantes, Festivales, Presentaciones de discos, Shows, y todo el quehacer de la discografía en el mundo.

FESTIVAL DE VIÑA DEL MAR

FESTIVAL DE VIÑA DEL MAR
CHILE

sábado, 29 de noviembre de 2014

Juan Luis Guerra está de visita en España para presentar nuevo disco


Es considerado un poeta en América Latina. Rendirse ante el ritmo de la música de Juan Luis Guerra (Santo Domingo, 1957) es lo habitual, pero más allá del baile a la letra de sus canciones se le rinde culto. Estudió Filosofía y Letras, luego llegaría a la música para quedarse para siempre. Primero al jazz, y tiempo después era inevitable que sus raíces dominicanas no se apoderaran del sonido que a través de los años ha convertido en un sello personal reconocido en todo el mundo.
Está en Madrid para hablar de su nueva producción, Todo tiene su hora. Definitivamente los años no pasan para el cantante. Luce una gorra, accesorio imprescindible. Pero se le advierte algo distinto: lleva una pequeña flor de tela colgada en la solapa de su traje, un nuevo toque romántico y coqueto en su vestimenta. “Estábamos en Los Ángeles y me dijeron que los pin flowers están de moda. No tenía ni idea de lo que eran. Pero después de mucho buscarlos, los encontré, los vi y me gustaron mucho, tanto que no me los quiero quitar. Ahora en el equipo todos me quieren imitar”, cuenta entre risas.
La conversación tenía que empezar echándole flores. Juan Luis Guerra, se las merece. Sus más de dos metros de estatura generan respeto, pero es su serenidad al hablar y cómo expone sus ideas lo que seduce a quien le escucha. Sabe mucho de música pero también de la vida. Quizás por eso muchos músicos y cantantes de pasadas y nuevas generaciones le buscan, no solo para hablar de acordes y posibles producciones.
Al igual que Paco de Lucía, es doctor honorífico de la Universidad de Música de Berklee en Boston (Estados Unidos). Aunque lamenta no haber conocido al músico español: “Conozco a Paco a través de Alejandro Sanz. El amor tan grande de Alejandro hacia Paco me ha permitido saber quien era. Cuando voy a su casa me pone canciones y vídeos. Aunque no tuve la dicha de estar con él en persona, le respeto profundamente. Un gran maestro digno de analizar como músico por todo lo que hizo al introducir el cajón y el bajo eléctrico. No cualquiera puede interpretar sus canciones. Hay que ser un gran guitarrista y un gran flamenco para atreverse a tocar algo de él”.

“Estoy feliz de que los latinos pasemos por un buen momento. Me siento orgulloso”, dice el dominicano

Juan Luis Guerra agradece que muchos artistas españoles hayan querido grabar sus canciones. Recuerda con cariño la versión que Camarón de la Isla y Ana Belén hicieron de Amor de Conuco, y Burbujas de Amor en la voz de Niña Pastori. Su amistad con Miguel Bosé, Sanz, Rosario o Enrique Iglesias es prueba de su buena relación con España y su música. “Recuerdo cuando en los noventa trajimos a España la bachata. Desde ese momento, las puertas siempre han estado abiertas para nosotros. Es bolero romántico caribeño, es nuestra esencia y aquí lo disfrutan. Ahora la más reciente se llama Tus Besos y el público la ha recibido con mucho cariño, ya lleva cuatro semanas en primer puesto del Billboard”, una de las listas estadounidenses de discos más vendidos.
No importa qué nacionalidad tengan sus seguidores, todos identifican el ritmo que llevan el bongo, la güira o la tambora, instrumentos característicos del Caribe junto a la armonía de la guitarra y el piano. Guerra ha sido el compositor de todos los temas de su nuevo trabajo discográfico en el que hace un recorrido geográfico por diferentes ciudades e incluso dedica estribillos a París y la torre Eiffel, al puente de Brooklyn o le canta a Santiago de Los Caballeros para luego terminar con una noche inolvidable en Madrid. “Normalmente me salen las letras de las canciones sin estar meditando en ello... debo tenerlo en el subconsciente y todos esos lugares que me gustan salen a relucir de una manera natural en cada una de mis composiciones”. Canto a Colombia, por ejemplo, poco a poco se ha convertido en un himno en el país sudamericano. Ha sido una forma de reconocer el cariño que la gente le ofrece por donde quiera que pasa. “Estoy feliz de que los latinoamericanos pasemos por un buen momento. Me siento orgulloso de que estemos presentes en ambientes como la música y el deporte. Quería hacerle una canción a Colombia y su gente, además tiene cumbia en su honor”.
Recuerda con nostalgia a Óscar de la Renta, otro dominicano que falleció el pasado 20 de octubre escuchando su música y que, según Guerra, hizo bellas y elegantes a todas las mujeres que lucieron sus vestidos. “Una vez desayunamos juntos en México. Hablar con Óscar era como estar en una película. Dos horas contando anécdotas. Conocía a medio mundo y tenía ese sentimiento de dominicanidad donde quiera iba. Incluso cantó conmigo en una gala durante uno de sus desfiles. Estaba loco por cantar la Bachata Rosa, y se subió al escenario y lo disfrutamos mucho. Nunca lo olvidaré”.
Y es que Juan Luis Guerra es un artista lleno de historias que nos cuenta cada vez que estrena una producción musical. Y amante de su familia. En Todo tiene su hora no ha tenido reparos en declarar el profundo amor que siente por su esposa y le dedica una salsa titulada Dime Nora Mia y a su hija Paulina, de 14 años, le regala la bachata Muchachita Linda. Pero deja claro que El capitán fue la primera canción en escribir para este disco. “Siempre introduzco una canción en la que hablo de mi fe porque Jesús es el capitán de mi bote, el que me guía. De él dependo y esta vida de abundancia que hoy vivo es gracia a él”.
Durante su visita a España, además de trabajo, cumplirá con el ritual de comer pulpo a la gallega y comprar varias botellas de aceite de oliva que nunca puede faltar en su mesa de República Dominicana. Es un fanático de las aceitunas y a partir de ahora lo será de las castañas asadas que ha encontrado en una esquina de la capital.
Promete volver el próximo año. El cantante dominicano. Estará de regreso para una gira de conciertos que incluye varias ciudades del país. Habrá tiempo entonces de aprender a bailar una bachata como El Capitán manda.